Noticias

Casos reales, estudios y entrevistas. Todo lo último que está marcando los cambios al interior de las empresas.
23
Ene

Creatividad artificial

Gabriel Gurovich, emprendedor

Una de las áreas donde los cerebros humanos son todavía muy superiores al rendimiento de las computadoras es la percepción; el proceso por el cual las cosas que hay en el mundo se convierten en conceptos en la mente. Esto es la base del aprendizaje.

La otra cara de la percepción es la creatividad: Convertir un concepto en algo que hay en el mundo. Una cita célebre de Miguel Ángel da cuenta de esta relación: “Cada bloque de piedra tiene una estatua en su interior y el trabajo del escultor es descubrirla”.

En el último par de años, el trabajo en percepción computacional ha conectado inesperadamente con el mundo de la creatividad y el arte.

Imagen foto_00000001

Famosos son los ejemplos de máquinas basadas en inteligencia artificial (IA), que en los últimos años, han sido capaces de crear poemas, cuadros, partituras musicales, moléculas nuevas, diseñar estructuras novedosas, crear idiomas, chistes, etc. Esto es la creatividad artificial (CA).

Como plantea Andrew Garrihy, CMO de Huawei, sobre los paralelos entre el cerebro humano y la IA, podemos imaginar el impacto de la colaboración humano-máquina, realzando las futuras creaciones humanas. Así, una de las interrogantes más interesantes hoy en día desde la tecnología es: ¿Cómo podemos ayudar a desbloquear el potencial del cerebro humano?

Una tendencia importante en esta línea para 2019 son los sistemas de IA reentrenados cerca del usuario, es decir, entrenamiento local basado en un usuario particular, de manera de mejorar el ajuste de los algoritmos de AI en un ambiente cerrado. Desde la mirada de la CA, esta tendencia constituye una oportunidad de altísimo impacto, pues le permitirá a personas creadoras de todo tipo de expresiones artísticas entrenar a sus propios asistentes digitales para extender y profundizar sus capacidades creativas.

Los primeros dispositivos que utilizaremos (algunos ya lo están) con capacidades que ayuden a desbloquear nuestro potencial mental, serán los Intelligent Phones, el siguiente paso luego de los Smartphones. Esta nueva categoría de “device” se caracteriza por tener un procesador local de IA, es decir, un chip adicional dedicado reconocer patrones del usuario y aprovecharlos.

De los dispositivos disponibles hoy en le mercado, el único que posee un chip de IA incorporado es el Mate 20 Pro de Huawei y por lo tanto permite a todos aquellos que buscan una performance superior y de confianza, comenzar a explorar aspectos de la CA.

Hoy vemos redes neuronales totalmente capacitadas para discriminar, es decir, para reconocer cosas diferentes en el mundo, y estas pueden ejecutarse a la inversa, para generar nuevas cosas. Algo que sugiere este hecho es que no solo Miguel Ángel vio esculturas en los bloques de piedra, sino que cualquier criatura, cualquier ser (biológico o artificial), cualquier alienígena que es capaz de percibir actos de ese tipo, también es capaz de crear, porque en ¡ambos casos se usa la misma maquinaria!