Noticias

Casos reales, estudios y entrevistas. Todo lo último que está marcando los cambios al interior de las empresas.
2
Ene

Ex director ejecutivo de Start-Up Chile planea escalar su firma de automatización contable a Colombia y México

Por Franco Vera

Once personas conforman Clay Technologies, empresa chilena con foco en automatización que lleva la contabilidad de más de 100 firmas, con solo dos contadores. Es el último emprendimiento de Jean Boudeguer, conocido por haber sido el primer director de Start-Up Chile, y luego gerente general en Cumplo, la plataforma de financiamiento colaborativo de Nicolás Shea, uno de los fundadores de Start-Up Chile.

“Creamos automatizaciones que permiten reemplazar lo que hacía una persona por un robot”, señala Jean Boudeguer, cofundador y CEO de Clay.

A dos años de su creación, la firma saca cuentas alegres. Pasaron de tener 13 clientes a 140, y duplicaron su facturación respecto de 2017. Sus proyecciones indican que llegaran a los 400 el próximo año y que cuatriplicarán la facturación de este ejercicio. Estas cifras, explica Boudeguer, los llevaron a plantearse la expansión internacional de Clay. Para llevar adelante este plan, en 2019 iniciarán rondas de negocios en Colombia y México. “En los próximos dos años nos gustaría asegurar, al menos, mil clientes en Chile y tener un pie puesto en México y otro en Colombia, y quizás estar operando”, adelanta el CEO de Clay.

Tecnología para startups

Boudeguer siempre ha estado ligado al mundo emprendedor. Y fue en este ambiente que detectó la necesidad entre los nuevos empresarios de contar con apoyo tecnológico para gestionar de manera eficiente sus negocios.

“Estar encima de las empresas es muy difícil, porque tienes que ver cuánto facturaste, cuánta plata hay en tu cuenta corriente, si tienes fondos para pagar los sueldos. Creamos Clay para solucionar este aspecto aprovechando los beneficios de la inteligencia artificial”, explica.

A las empresas pequeñas les entregan un servicio que les permite llevar la contabilidad de forma eficiente y tener claridad respecto de temas como saldo en la cuenta corriente, cuánto pagó en impuestos el mes pasado o cuánto dinero deberán desembolsar en remuneraciones. “Toda esa información está al día, también cuánto facturaste, cuánto cobraste o si tienes facturas que se están perdiendo en el tiempo”, dice.

Para las empresas más grandes no realizan contabilidad, pero disponibilizan su tecnología. “Cuando tienes una compañía con varios RUT, varias cuentas corrientes, con cartolas distintas y movimientos de varios millones de pesos, es muy difícil administrarlo”, comenta el emprendedor.