Noticias

Casos reales, estudios y entrevistas. Todo lo último que está marcando los cambios al interior de las empresas.
3
Abr

Incorporan Inteligencia Artificial a laboratorio clínico de Hospital Grant Benavente

En el marco del congreso “Digital Transformation in Healthcare”, realizado por Seminarium, el director de Innovación y Nuevos Negocios de Anastasia, Andrés Valdivieso comentó que, tras un período de marcha blanca, esta semana comenzará a operar formalmente el primer laboratorio clínico con Inteligencia Artificial (IA) en el Hospital Guillermo Grant Benavente de Concepción.

El proyecto surgió de una alianza entre Anastasia, firma de soluciones de IA y Tecnigen, proveedora de soluciones para el sector salud. La primera aporta la inteligencia artificial y la segunda, el laboratorio de análisis de muestras.

Valdivieso señala que incorporar IA permitirá, en primera instancia, gestionar la información de más de tres millones de pacientes con data histórica; entregar información y caracterización de pacientes a los médicos para que tomen mejores decisiones; y entregar información agrupada a los directivos del hospital para que puedan priorizar las acciones y optimizar recursos.

Marcelo Guerra, gerente comercial de Tecnigen, comenta que en los últimos 20 años en los laboratorios clínicos se instalaba un equipo, se conectaba y generaba estadística. “Pero la IA cambia todo el modelo. Hoy el estándar lo hace una máquina y los médicos y directivos tendrán que mirar otras cosas y modelar su forma de trabajar porque le estaremos dando información enriquecida en tiempo real”.

Valdivieso comenta que en una primera etapa, el sistema entregará información sobre la distribución geográfica de enfermedades en distintos niveles, y en una segunda, cuando los pacientes ya estén caracterizados, permitirá realizar acciones más personalizadas y en algunos casos, predecir algunas conductas de riesgo de la población.

El laboratorio clínico digital del Hospital Grant Benavente partirá con un proyecto piloto para generar datos y análisis en torno a la diabetes. La idea, explica Guerra, es estudiar la distribución poblacional, cómo se comportan las personas, qué edad tienen y de ahí tomar decisiones. “Es un piloto que se puede extrapolar a otras patologías”.

En la práctica, el médico verá una pantalla con los datos del paciente, recibirá una caracterización con los riesgos asociados a la patología, e incluso, el sistema le sugerirá exámenes y evitará repetir algunos. “Esto permitirá que el médico destine mayor tiempo al paciente en la salud pública”, explica Valdivieso.

Y de cara a la salud poblacional, por ejemplo, “si se contrastan datos de personas con riesgo de diabetes con los datos de obesidad de la OCDE (Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos), se concluye que son personas muy jóvenes. Por lo tanto, si la conducta se mantiene, se podría proyectar que va a afectar las pensiones, porque dejarán de trabajar. “Necesitas estas herramientas para ver cosas que no estás viendo”, dice Valdivieso.

cerrar