Noticias

Casos reales, estudios y entrevistas. Todo lo último que está marcando los cambios al interior de las empresas.
30
Ene

Paris se suma a la automatización con cajas autoservicio

Por A. Rivera

Las cajas autoservicio poco tienen de novedad en los países desarrollados, pero en Chile recién comienzan a permear. Los supermercados fueron los pioneros e incluso, Líder debutó con un formato express con el 100% de las cajas automatizadas. A esta tendencia se suma Paris, del grupo Cencosud, que el año pasado inició un piloto en el piso mujer de la tienda ubicada en el Centro Comercial Alto Las Condes.

Álvaro Figari, gerente de Ventas & Operaciones Corporativo de Tiendas por Departamento de Paris, comenta que este sistema busca facilitar y agilizar el proceso de pago con tarjetas –no acepta efectivo ni cheques- de forma autónoma y con desarrollo propio. A la fecha, ya tienen instalada esta nueva modalidad de pago en 14 locales de las regiones Metropolitana y Valparaíso, en los departamentos mundo mujer e infantil y “se espera instalarlas en todas las tiendas”, adelanta.

El ejecutivo comenta que luego de observar y evaluar cómo respondían los usuarios a cajas autoservicio de supermercados y tiendas de mejoramiento para el hogar, resolvieron ajustarlo e implementarlo en las tiendas de Paris. “Para el cliente se hace cada vez más habitual y cómoda esta modalidad. Hemos tenido buenos resultados”, asegura.

Se trata de un modelo de autoatención al momento de pagar, donde el cliente realiza toda la operación: escanea el producto, los saca del gancho, retira la alarma, paga con tarjeta, saca la boleta y se lleva el producto. “Esto ha significado ser más eficiente al operar, porque requiere sólo asistencia en el uso por la novedad”, afirma Figari.

El ejecutivo aclara que esto no significa el reemplazo de todas las cajas con vendedores por sistemas de autoservicio, pues la propuesta de valor de la multitienda es responder a las distintas formas de compra, sea “e-commerce; cajas tradicionales, self checkout, pos mobile, pago a través del celular, entre otros”, sostiene.

“El servicio self checkout forma parte de una línea que trazamos en el corto y mediano plazo, para adaptarnos a este nuevo escenario, difícil, complejo y muy competitivo; pero desafiante y lleno de oportunidades. Los plazos, dado el dinamismo de la industria, son cada más más acotados y las expectativas de los consumidores cada día más exigentes”, afirma el ejecutivo.

Con foco en logística

De cara a los trabajadores, la compañía también comienza a implementar cambios. Hace casi dos meses partieron con un proyecto piloto RFID (identificador de radio frecuencia que permite identificar cada producto como único), para optimizar el proceso de toma de inventario. “Los inventarios se hacen más rápido y en menos tiempo, lo que permite una mayor velocidad de reposición de productos”, dice Figari.

También lanzaron una aplicación interna para mejorar la coordinación y productividad.“Por ejemplo, en diciembre, un mes de alta demanda, permitió entregar productos a nuestros clientes en 24 horas para la modalidad retiro en tienda”.